Clases de pintura al óleo y al pastel. Profesora U. de Chile

Bienvenidos a la pintura al óleo y pintura al pastel. Profesora de Artes Plásticas de la Universidad de Chile.
Celular: 994 606 213

El objetivo de las clases es proporcionarte las herramientas para que hagas uso de estas técnicas y aproveches todas las posibilidades expresivas que puedas obtener de ellas, aprender como conservarlas en buen estado por mucho tiempo y como se deben enmarcar. Además de los secretos que te permitirán usar estas técnicas con buenos resultados.



Profesora Artes Plásticas, Universidad de Chile.

Perfeccionamiento en Pintura y dibujo en la Sociedad Nacional de Bellas Artes. Cursos de modelado y pintura en cerámica
Post-título en Administración Educacional, Centro de Perfeccionamiento del Colegio de Profesores de Chile.
Con más de 20 años de experiencia en docencia para jóvenes y adultos, en distintos Colegios Privados y Talleres de Pintura y Dibujo donde he sido socia.
Profesora y propietaria del Taller desde año 2000. Atendiendo a profesionales, jóvenes desde 16 años y adultos mayores
Socia fundadora y copropietaria del Portal: Contarte.cl
Con conocimientos de computación e inglés


¿Te atrae la pintura y el dibujo y nunca has hecho nada al respecto? Entonces eres de aquellas personas que creen que para hacer esto hay que nacer con talento.
La verdad es que sí, hay personas que nacen con el y lo saben por eso lo cultivan, pero también hay de las que no lo saben y ni siquiera lo sospechan hasta que deciden comenzar. La mayoría de las o los alumnos a las que le he dado clases, no sabían nada de dibujo y pintura, sin embargo han tenido un resultado sorprendente, porque para mí todos pueden aprender, sólo hace falta que tengan interés, paciencia y un poco de dinero para costearlo.
Si quieres saber hasta dónde eres capaz, solo tienes que probarte; al principio tal vez te sientas un poco decepcionada o decepcionado, torpe e incapaz, pero a la mayoría le pasa y lo superan con creces. A la clase siguiente se ve el trabajo desde afuera y no se ve tan mal como creías, y así cada semana, sigue mejorando,  hasta que no puedes creer que lo hiciste tú. Es ahí cuando empiezas a sentirte bien contigo misma,  a elevar tu auto-estima y pensar en todo el tiempo que perdiste poniéndote una u otra barrera para no hacerlo.
Te estaré esperando para ayudarte a lograr lo que quieres.



Patricia Vidal

Siempre tuve la intención de pintar y no había podido hacerlo. Desde que descubrí este Taller nunca más deje de pintar. Llevo 15 años asistiendo una vez por semana pintar me sanó de una depresión y me elevó la autoestima.

Sandra Ramirez

Ser parte del taller de expresiones fue una muy buena experiencia y la recomiendo a cualquiera que tenga las ganas de pintar y participar, con un grupo de personas con tus mismos intereses y motivaciones que es la pintura, donde compartes una o dos veces por semana y el tiempo se hace muy corto con buenas conversaciones y haciendo lo que te gusta.

Gloria Alvarez

Hola, soy Gloria Alvarez, desde que yo recuerdo siempre estuve atraída por la pintura, así que pintaba, sin saber nada de técnica, pero una vez buscando un taller, encontré el Taller Expresiones, fue fantástico encontrarme con una maestra que además de saber pintar (algo obvio), sabe enseñar (ya no tan obvio), y transmitir toda la técnica que necesitas para luego expresarte en tu propio estilo, no hace falta que hayas tomado antes un lápiz o un pincel, vas a pintar, esto te lo aseguro.

Debo decir que había asistido a muchos talleres, pero en ninguno he aprendido tanto como en el Taller Expresiones, y además de lo ya dicho, tiene un ambiente agradable y una maestra muy querible. Ya no vivo en Santiago, pero cuando puedo me escapo y voy a hacer un intensivo sobre aquello que más me interesa.

Daniela Blanco

“En un período donde necesitaba tranquilidad y darme un tiempo para mi encontré el taller de pintura sin ninguna experiencia previa , miraba los cuadros y decía nunca lo lograré , no tengo las habilidades. Sin embargo me atreví y fue una de las mejores decisiones que he tomado, no soy una artista pero logré lindos cuadros, sacar ese lado artístico que estaba bien oculto jajajajja.” Pero sobre todo conocer a grandes amig@s. Lo recomiendo 100%

Adriana Loreto Alcantara

Encontré el Taller Expresiones el año 2012, buscando un lugar donde retomar mi gusto de adolescente por el dibujo, y para aprender algo que desconocía, la pintura en óleo; no solo encontré donde aprender, encontré además muchos nuevos amigos con quienes compartimos entretenidas jornadas de pintura y el cafecito que nunca falta.

Magaly Cisterna

Disfrutar de ese espacio en que me sentí toda una artista! Descubrí la belleza de los paisajes y naturaleza., cada detalle de los objetos que pinte.

Te agradezco tu dedicación y profesionalismo. La vida es más hermosa admirando los detalles.

Daniela Paredes

Cuando supe de Taller Expresiones, estuve unos 4 meses pensando recién en llamar. Una vez que me atreví, la profesora me citó para conocernos. Cuando llegué y vi las obras de los alumnos me intimidé, me dije; "jamás voy a pintar así de hermoso, con tanto detalle".

Hablé con Alba y cuando decidí inscribirme lo hice con temor, pero ella y los compañeros son muy acogedores y te incentivan, te hacen ver que todos somos capaces. Es impresionante como con la pintura uno va aprendiendo a conocerse a si mismo. Ahora llevo 3 años y soy feliz asistiendo todas las semanas al taller.

Ana María Beltrán

Desde pequeña me gustaba la pintura. Cuando estaba en el colegio, en educación básica, por más empeño que le ponía al dibujo y pintura, no lograba que el profesor se motivara por enseñarme. Solo le limitaba a decir, "No tienes talento para el arte".

Hoy, ya adulta y gracias a un amigo que siempre me escuchaba decir que no servía para el dibujo y pintura, me regaló un set para dibujo con lápices pastel. Obviamente mi primer intento fue un desastre. Ahí decidí que valía la pena intentarlo de nuevo, bajo la guía de una profesora de arte. Así fue como llegué al Taller Expresiones en febrero de 2016 y gracias a Alba, que con su paciencia y motivación, más el compañerismo y grato ambiente que se generaba en la sala de clases, era imposible no sentirse artista e ir mejorando semana a semana.

Ahora puedo decir, que Sí tenía talento y que lo que no tuve fue el profesor adecuado en la niñez.

Carolina Abaróa

Desde siempre me ha gustado la pintura y el dibujo, durante años le di muchas vueltas, ya que al buscar dónde aprender siempre salían talleres en el centro, con mucha gente, un profe o monitor y... no era viable, yo quería aprender, pues hasta ahí sólo tenía las ganas, y de pronto en la web encontré el taller expresiones, un lugar cercano, acogedor; escribí un día y luego me animé a ir (continua).

Carolina A.

María Isabel Palma

Un buen día, mi amiga Verónica, me llama, y comienza hablarme de un taller de pintura, que había encontrado por internet, y me invita a ir, nos recibió la profe Alba, nos mostró el taller, y las pinturas de sus alumnas en proceso, ella nos explicó, que terminadas, las alumnas se las llevaban, yo, miraba esas pinturas no terminadas, y me parecían perfectas, pensé, esto es mucho para mí, si yo jamás he tomado un pincel, nos sentamos frente al escritorio, y explico de que se trataba el taller, (la verdad), yo no escuche nada, porque no podía sacar mis sentidos, de la pintura que estaba en la pared, atrás del escritorio, frente de nosotras, y sin tomar en cuenta la conversación, consulte, ¿quién lo pinto?, y la profe Alba, me dice, yo, era genial (continua).

Continuación de testimonios:
CERRAR

Carolina Abaróa

desde siempre me ha gustado la pintura y el dibujo, durante años le di muchas vueltas, ya que al buscar dónde aprender siempre salían talleres en el centro, con mucha gente, un profe o monitor y... no era viable, yo quería aprender, pues hasta ahí sólo tenía las ganas, y de pronto en la web encontré el taller expresiones, un lugar cercano, acogedor; escribí un día y luego me animé a ir.


María Isabel Palma

En todo momento me sentí muy complicada, y, me cuestionaba, mi amiga verónica, había estudiado en la Universidad, Arte, tenía noción de lo que se estaba hablando, yo nada, no me sentía capaz de pintar, justo cuando estaba cuestionándome, si me quedaba o no, ellas dos me miran, entregándome un listado de materiales, yo miro a Verónica para decirle, no, es mucho para mí, ella me dice, tu eres capaz María Isabel, pinta óleo.
Agradecida de la decisión que tomo Verónica por mí, y comenzamos a pintar óleo, un año complicado en mi vida personal, donde encontré un refugio en cada pincelada que daba en la tela, las conversaciones entretenidas con las compañeras, la paciencia de la profe. Donde se vuelven lasos muy fuertes, uno comienza a confidenciar cosas personales, y la profe, escucha, y busca el momento a sola, para abrir la conversación, uno comienza a ver la situación de otro punto de vista.
Que locura, no me di cuenta que había terminado mi primera pintura, fue genial, estábamos las tres solas, en el taller, afuera llovía torrencialmente, era un día de invierno, cuando la profe me dice, María Isabel, terminaste, me di vuelta a mirar mi pintura terminada, era mi primera obra al óleo, guardé silencio, mis ojos comenzaron a llorar, había perdido tanto ese año, y al ver en ese momento, una pintura mía terminada, se me vino a mi mente, mis padres, que ya no están conmigo.
Lo logre profe, me abrace a mi amiga Verónica y a la profe, y no podía dejar de llorar, estaba tan emocionada, y agradecida de ellas dos, por estar ahí.
El taller se volvió mi refugio, y la pintura mi desahogo, que no interesaba cuanto me demorara en pintar un cuadro, lo importante era lo que sentía en el taller, y como vibraban mis sentidos al pintar, y la paz de la desconexión, cuando atravesaba la puerta blanca del taller.